Fue Nietzsche quien dijo; “quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo“.

Estoy leyendo gracias a una recomendación un libro verdaderamente interesante, profundo e instructivo, que te obliga a mirar la vida con otra perspectiva; “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl.

Este relato nos cuenta en primera persona y de manera analítica las experiencias del psiquiatra Viktor Emil Frankl como prisionero en el campo de concentración de Auschwitz.

Después de compartir con el autor sus vivencias, y de transportarte mentalmente a los barracones de aquel Lager, es verdaderamente difícil regresar a nuestro mundo real y encontrar un motivo verdaderamente importante para quejarse.  Es un ejercicio que recomiendo a todo el mundo.

Pero la primera reflexión importante que he sacado, tiene que ver con el titulo de este postLa importancia de tener una guía, un motivo, un faro, una meta, un objetivo…un porqué.

…siempre que se presentaba la oportunidad, era preciso infundir un porqué– un objetivo- a su vida, con el fin de fortalecerlos para soportar el terrible cómo de su existencia. Pobre del que no percibiera ya ningún sentido en su vida, ninguna meta, ninguna intencionalidad y, por tanto, ninguna finalidad para seguir viviendo: ese estaba perdido…

Es muy peligroso comparar y no caer en demagogia al intentar trasladar este concepto a nuestro día a día actual o al mundo laboral. Desde luego no es mi intención. Pero casi sin querer uno lo hace.

Tardé bastante tiempo en darme cuenta de la importancia de los objetivos, incluso llegué a pensar que la vida era más fácil sin ellos. Ahora me doy cuenta que tengo objetivos para casi todo.

Otra cosa es la gestión de los objetivos, es delgada la linea por la que estos, pasan a ser algo que nos oprime,  que nos angustia, o que nos frustra sino los alcanzamos, o cuando nos comparamos o no cubrimos nuestras expectativas o las de otros. También es complicada la gestión de los objetivos cuando vienen impuestos por un tercero.

Está claro que hay muchos factores que influyen y nos pueden llevar a un entorno poco favorable, pero sin duda los objetivos en su ser, son lo que aportan el sentido a nuestras acciones y a nuestra vida.

No importa lo que esperemos de la vida, sino lo que la vida espera de nosotros.

Es recomendable en cualquier índole de la vida reflexionar y encontrar un objetivo como guía, donde encontrar un motivo para llevar a cabo nuestros esfuerzos y sobreponerse a los momentos menos buenos .

Captura de pantalla 2016-02-23 17.48.17

Os dejo esta ilustración relacionada con los objetivos que utilice en su momento para una presentación por si sirve de ayuda.

Os recomiendo la lectura del libro al principio citado “El hombre en busca de sentido”, es realmente bueno. Y os invito a dejar vuestras aportaciones a esta humilde reflexión. 

Espero que os haya gustado. Siempre muy agradecido de que me leáis. Os mando un fuerte abrazo.

Mucho éxito!!!.

2 comentarios en “Quien tiene un porqué, soporta cualquier como.

  1. Muy bueno Ru, es realmente bueno el libro, me lo regalaron hará un año y es de los que yo llamo “imprescindibles” . Todo lo que tuvo que vivir y la manera de afrontarlo es…no hay palabras (seguro que tu las hubieses encontrado 😉)
    Un abrazo fuerte!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s