Eloísa, es otro ejemplo claro de que la actitud siempre hace la diferencia.

Esta veterana joven me ha fascinado.  Es de esas personas con las que rápidamente sincronizas, (creo que las personas vamos sintonizados en frecuencias, por eso hay gente con la que armonizas rápido y otras con las que no te entiendes). Con Eloísa rápidamente sincronice, aunque no tiene ningún mérito porque como comentaba es una persona fascinante.

Como os comentaba es una veterana joven, supera con creces los 40 y tantos, pero irradia juventud en todo lo demás, contagia energía e ilusión por lo que hace, un ejemplo de actitud positiva, y no lo ha tenido nada fácil.

Nos conocimos en un evento de convivencia organizado por la empresa en la que trabajamos, estuvimos un buen rato charlando y me contó su historia;

Trabajaba para un ayuntamiento, y una enfermedad importante la mantuvo de baja mucho tiempo. Cuando se recuperó y quiso volver al mercado laboral, la cosa no estaba fácil para un veterano joven.

Encontró una oferta para trabajar vendiendo seguros. (Vender seguros, esa profesión poco valorada y con mala fama, pero que tanto enseña y aporta al que la práctica), sin experiencia previa, sin miedos y con la ilusión y la actitud como herramientas se lanza sin red de su zona de confort a la temida zona desconocida.  Pero esto no es todo, por si fuera poco tiene que hacerlo en pleno proceso de separación y desplazada a 40km de su casa, ahí es nada.

Oírla hablar de lo agradecida que está al trabajo, de todo lo que le aporta, de su equipo, de los objetivos y sueños que tiene, sin quejas, ni excusas…, otra vez demostrando que querer es poder.

Posteriormente, y gracias a su persistencia para que vaya un día a ayudarla a ella y su equipo para el enfoque de las soluciones de ahorro e inversión, la visito en su zona de influencia y me doy cuenta de que cada uno recoge lo que siembra, un equipo unido, un ambiente de trabajo agradable, y una gente implicada que sigue a su líder casi sin saberlo.

Que fácil y que difícil a la vez, liderar desde el ejemplo, desde la humildad, desde ese amor por su oficio que contagia.

Que distinto a otras actitudes, incluso a la que tomamos todos en algún momento.

Le doy las gracias a Eloísa por su ejemplo, me agradeció mil veces mi visita, sin darse cuenta que soy yo quien tiene que estar agradecido por su involuntario ejemplo de actitud.

Su ejemplo me ayudará a no perder la guía, y por eso quiero compartirlo con vosotros, por si os sirve de ayuda.

 La actitud siempre hace la diferencia, y no hace falta acudir a los grandes líderes mediáticos para darse cuenta.

Mira a tu alrededor, los ejemplos están más cerca de lo que parece.

Un comentario en “Eloísa, la actitud siempre hace la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s